¿Por qué ser vegetariano?

No se si esta es una buena pregunta, lo que está claro es que desde que decidí dar el paso, hace cuatro meses, ya la he escuchado unas cuantas veces y además si hay algo que nos gusta a las personas son los porqués. ¿Por qué ser vegetariano? ¿o vegetariana? El hecho de responder a esta pregunta no es un anhelo de justificarme, y desde luego tampoco lo es de “evangelizar”, si no de compartir los motivos que llevan a muchas personas a plantearse esta alternativa y llevarla a cabo.

No todo el mundo deja la carne, el pescado, etc. Por todas las razones posibles, tal vez solo les motive el medio ambiente, la compasión por los animales o simplemente no le gusten estos alimentos. Lo que si es cierto es que una vez que empiezas a investigar, el resto de motivos te impulsan a seguir con esta alimentación.

En mi caso he de decir que era algo que me había planteado varias veces en mi vida, que había una vocecita dentro de mi que me lo recordaba cada cierto tiempo. Soy consciente de que los motivos que existen son muy nobles, comparto estas ideas y me ayudan a seguir, pero sobretodo puedo decir que es un sentimiento. Lamento mucho si suena cursi, pero es la verdad. No se si otros vegetarianos lo habrán vivido igual, pero es algo que me nace de dentro, que me dice que es lo que debo hacer. Y supongo que es por eso que no me está costando nada, aunque nadie más en mi casa siga la misma dieta, aunque me gusten los sabores, por alguna razón no los hecho nada de menos. Me sorprende porque en general me cuesta horrores renunciar a la comida, porque me gusta comer, disfruto con ello. Pero desde el día que dije que ya no iba a comer más carne, no lo he lamentado ni me ha supuesto ningún esfuerzo.

¿Por qué ser vegetariano?

Ilustración de Pawel Kuczynski

Las razones de por qué ser vegetariano son muchas, pero yo las he reunido en cuatro grupos fundamentales y os los voy desglosando.

  1. Medio Ambiente. Que mejor razón. La cantidad de estiércol que producen las granjas de animales es considerada por la EPA (Agencia de Protección del Medio Ambiente) como un de los principales contaminantes. Además esta industria tiene un impacto determinante en un recurso tan importante y escaso para algunos, como es el agua. Este fragmento lo he extraído de la web www.animanaturalis.org “El ganado contribuye 10 veces más a la contaminación del agua en comparación con la contaminación del hombre y 3 veces más que la contaminación de la industria del aceite, carbón, acero y manufacturas combinadas. El sobrepastoreo afecta al ciclo del agua, e impide que se renueven los recursos hídricos tanto de superficie como subterráneos. Los principales agentes contaminantes son los desechos animales, los antibióticos y las hormonas, los productos químicos utilizados para teñir las pieles, los fertilizantes y pesticidas que se usan para fumigar los cultivos forrajeros.” A parte de la cantidad de agua que se invierte para criar a estos animales para que nosotros nos los comamos, mientras en otros países hay gente que muere de sed o que no puede cultivar sus campos.
  2. Salud. Este punto depende, no solo de no comer carne, si no de llevar una dieta vegetariana consciente de que la base de ésta deben ser frutas y verduras. Él otro día escuché decir en una entrevista a Boris Chamás que hay vegetarianos que son en realidad “harinarianos” es decir, que al final basan su dieta en pastas, pan, etc. Lo cual a la larga tampoco proporciona una buena salud. También hay quien se pasa a una dieta vegetariana y para suplir la falta de proteínas abusa de derivados lácteos o de huevos. Todos estos problemas se superan con información y con la formación de buenos hábitos.  Y la consecuencia es una repercusión positiva en la salud. Una dieta vegetariana equilibrada tiene un alto contenido en fibra y antioxidantes y se relaciona con un menor riesgo de padecer enfermedades como cáncer o alzheimer. También se asocia a una buena salud cardiovascular por la reducción de grasa de origen animal y el aumento de ingesta de fruta y verdura.
  3. Responsabilidad global. ¿A cuántas personas creéis que se podría alimentar con lo que se destina a alimentar a los animales con los que nos cebamos en el primer mundo? Los datos que se encuentran son varios, pero solo hay que pararse a pensar un momento para concluir por uno mismo que nosotros estamos sobrealimentados, que engordamos a animales en granjas para continuar en ese ciclo de enfermedades provocadas por el exceso de comida, mientras en el otro lado del mundo se mueren por la falta. La industria del grano tira los precios para alimentar al ganado con el que sacan mas dinero, creando una industria totalmente controlada por las grandes corporaciones…este es un tema muy extenso, por lo que no voy a profundizar pero os podéis ir haciendo una idea.

    ¿Por qué ser vegetariano?

    ¿Por qué tiene que ser así… cuando podría ser así?

  4. Filosofía de vida. Finalmente todo esto se puede resumir en una modo de vida y en una forma de pensar consciente de lo que nos rodea. Del mismo modo, no podemos olvidar que una de las razones más poderosas para tomar esta vía es la consideración de que los animales no están ahí para tratarlos como productos, hacinados, maltratados, cebados para satisfacer nuestra gula, ya que hoy por hoy, afortunadamente tenemos al alcance de nuestra mano una variedad infinita de alimentos que nos mantienen saludables, y no es necesario comer carne y pescado todos los días, ni mucho menos. Por otro lado hay corrientes que defienden que si somos lo que comemos, nada puede aportarnos, desde un punto de vista espiritual, la ingesta de animales que han sufrido para llegar a nuestra mesa.

Con estos cuatro puntos se responde de una forma amplia, aunque sin profundizar demasiado, a la pregunta que encabezaba este post ¿Por qué ser vegetariano? Para mi son razones más que suficientes, y si no para hacerse vegetariano, al menos para reducir radicalmente el consumo de carne y sus derivados, u optar por alternativas más respetuosas como la ganadería ecológica. La decisión está en nuestra mano. Está claro que no vamos a arreglar el mundo, que hay muchas cosas en las que intervenir, pero por algún lado se debe empezar.

Realmente espero que os haya gustado este post, ya que para mí este ha sido un gran paso que me ha dado más de lo que me podría haber imaginado. Como os decía al principio, es algo muy personal, al menos en mi caso un sentimiento que quería compartir con vosotros. <3

 

¿te gusta? ¡compártelo!...Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestEmail this to someoneShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedIn

Lorena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *