¿Por qué ser vegetariano?

No se si esta es una buena pregunta, lo que está claro es que desde que decidí dar el paso, hace cuatro meses, ya la he escuchado unas cuantas veces y además si hay algo que nos gusta a las personas son los porqués. ¿Por qué ser vegetariano? ¿o vegetariana? El hecho de responder a esta pregunta no es un anhelo de justificarme, y desde luego tampoco lo es de “evangelizar”, si no de compartir los motivos que llevan a muchas personas a plantearse esta alternativa y llevarla a cabo.

No todo el mundo deja la carne, el pescado, etc. Por todas las razones posibles, tal vez solo les motive el medio ambiente, la compasión por los animales o simplemente no le gusten estos alimentos. Lo que si es cierto es que una vez que empiezas a investigar, el resto de motivos te impulsan a seguir con esta alimentación.

En mi caso he de decir que era algo que me había planteado varias veces en mi vida, que había una vocecita dentro de mi que me lo recordaba cada cierto tiempo. Soy consciente de que los motivos que existen son muy nobles, comparto estas ideas y me ayudan a seguir, pero sobretodo puedo decir que es un sentimiento. Lamento mucho si suena cursi, pero es la verdad. No se si otros vegetarianos lo habrán vivido igual, pero es algo que me nace de dentro, que me dice que es lo que debo hacer. Y supongo que es por eso que no me está costando nada, aunque nadie más en mi casa siga la misma dieta, aunque me gusten los sabores, por alguna razón no los hecho nada de menos. Me sorprende porque en general me cuesta horrores renunciar a la comida, porque me gusta comer, disfruto con ello. Pero desde el día que dije que ya no iba a comer más carne, no lo he lamentado ni me ha supuesto ningún esfuerzo.

¿Por qué ser vegetariano?

Ilustración de Pawel Kuczynski

Continue Reading

Cambiar de hábitos para siempre

En este blog suelo hablar sobre cambiar de hábitos en la alimentación, en contraposición a seguir una dieta restrictiva por un periodo determinado de tiempo. Como sabéis, yo me he propuesto modificar algunos puntos de mi dieta (aquí) pero no como algo puntual, si no como algo que suponga una auténtica transformación en mi alimentación, no sólo por una cuestión de peso, si no sobretodo por cuestiones ideológicas y de salud. Si fijas tu atención en lo que comes realmente te das cuenta de que no tienes ni idea, que nuestra alimentación carece de lógica y que estamos en manos de una industria que “nos alimenta” con lo que le da la gana.
Pues bien, podemos elegir, podemos decidir qué queremos comer, aunque para ello hará falta un poquito de esfuerzo, porque como sabéis, salirse del molde cuesta un pelín, y no hablo solo de un molde social, si no del que nosotros mismos nos imponemos. Somos como se dice, animales de costumbres, estamos acostumbrados a desayunar una cosa, o a comer esta otra porque es fiesta o meter una pizza en el horno porque es más rápido… y salirnos de ahí cuesta! nos boicoteamos a nosotros mismos constantemente y ¿por que? porque estamos habituados a esas cosas. Esa es la clave. ¿Y la solución? Eureka! Cambiar de hábitos. ¡Fácil!

 

cambiar de hábitos para siempre

 

Continue Reading