Perdida… y encontrada?

Perdida es como he estado este último mes con respecto al blog, no se si lo habéis notado, pero el caso es que me ha sido imposible sentarme a escribir. Lo cierto es que la razón no es ni más ni menos que realmente me sentía perdida, en todos los sentidos.

El diccionario de la RAE define crisis como:

1. Cambio brusco en el curso de una enfermedad, ya sea para mejorarse, ya para agravarse el paciente.

2. Mutación importante en el desarrollo de otros procesos, ya de orden físico, ya históricos o espirituales.

3. Situación de un asunto o proceso cuando está en duda la continuación, modificación o cese.

4. Momento decisivo de un negocio grave y de consecuencias importantes.

5. Juicio que se hace de algo después de haberlo examinado cuidadosamente.

6. Escasez, carestía.

7. Situación dificultosa o complicada.

Quitando las acepciones cuatro y cinco, creo que me siento identificada con todas. Hace unos meses, a finales del año pasado, me diagnosticaron distimia, un tipo de depresión leve pero crónica. Sinceramente, me pregunto si no puede ser un diagnóstico un poco a la ligera, pero el caso es que cayó sobre mí como una losa. Después de casi dos años en tratamiento, reflexionando, trabajando en mis problemas…y cuando pensaba que estaba todo solucionado, resulta que se venía abajo sólo por dejar la medicación, que todos mis logros se había quedado en nada y que mi paz mental iba a depender para siempre de una pastilla. Continue Reading

El reto de cambiar

Todos en algún momento de nuestra vida, en mayor o menor medida, habremos sentido el deseo de querer cambiar algo de nosotros o de nuestra vida. Pero cambiar no es fácil. Ya puede ser querer introducir un nuevo hábito, eliminar otro, cambiar nuestra alimentación, adelgazar, engordar, ser más ordenado, corregir una actitud, o una tendencia de pensamiento… sea lo que sea, no va a ser sencillo.

cambiar

Continue Reading

¡Estamos de inauguración!

Pasa y descubre el nuevo Té con Miel que ¿en qué ha cambiado? pues en lo esencial sigue siendo el mismo blog, sigo siendo yo, Lorena, intentando mejorar un poquito cada día, informándome sobre salud y bienestar y compartiéndolo con vosotros. La novedad es que a partir de ahora, con dominio propio, sin coletillas :)

www.teconmiel.com

Y para mi es muy especial porque me da mayores posibilidades y porque supone el primer paso de este proyecto que lleva mucho tiempo rondándome la cabeza. Así que bienvenidos: curiosead por aquí, comentad y compartid! Este es mi rincón y el vuestro.

 

sipermanece

 

P.D. Por cierto, esta entrada o esta inauguración merece una mención especial a mi chico, Adrián, que me sorprendió adquiriendo el dominio por su cuenta, porque yo hablaba todo el rato de ello pero no me decidía. El ya lo sabe, pero aun así quiero que sepa que valoro mucho esta gran muestra de apoyo. Te quiero!! <3 Le dedico esta inauguración.

 

Cambiar de hábitos para siempre

En este blog suelo hablar sobre cambiar de hábitos en la alimentación, en contraposición a seguir una dieta restrictiva por un periodo determinado de tiempo. Como sabéis, yo me he propuesto modificar algunos puntos de mi dieta (aquí) pero no como algo puntual, si no como algo que suponga una auténtica transformación en mi alimentación, no sólo por una cuestión de peso, si no sobretodo por cuestiones ideológicas y de salud. Si fijas tu atención en lo que comes realmente te das cuenta de que no tienes ni idea, que nuestra alimentación carece de lógica y que estamos en manos de una industria que “nos alimenta” con lo que le da la gana.
Pues bien, podemos elegir, podemos decidir qué queremos comer, aunque para ello hará falta un poquito de esfuerzo, porque como sabéis, salirse del molde cuesta un pelín, y no hablo solo de un molde social, si no del que nosotros mismos nos imponemos. Somos como se dice, animales de costumbres, estamos acostumbrados a desayunar una cosa, o a comer esta otra porque es fiesta o meter una pizza en el horno porque es más rápido… y salirnos de ahí cuesta! nos boicoteamos a nosotros mismos constantemente y ¿por que? porque estamos habituados a esas cosas. Esa es la clave. ¿Y la solución? Eureka! Cambiar de hábitos. ¡Fácil!

 

cambiar de hábitos para siempre

 

Continue Reading